Volvamos hoy con otra entradita perfecta para planificar tu viaje. Descubre unas cuantas delicias indias más con la parte III de nuestro Patrimonio de la Humanidad en India.

Parque Nacional de Kaziranga

Este impactante trozo de naturaleza se encuentra prácticamente en estado natural, sin haberse alterado casi por el ser humano.

Se encuentra, como la mayoría de zonas verdes de esta envergadura, al norte del país y en él encontramos aves que se cuentan por miles así como mamíferos, siendo bastante destacado el rinoceronte de un solo cuerno,

Taj Mahal

El Taj Mahal es un mausoleo persa construido en la primera mitad del siglo XVII por el emperador, para honrar a su esposa.

Está construido en mármol blanco y su belleza y magnificencia es tal que se considera una de las Siete Maravillas del Mundo.

No te contamos más y te invitamos, en lugar de ello, a que visites nuestra completa entrada sobre el Taj Mahal, una joya de la India.

Conjunto de monumentos de Pattadakal

Este se encuentra en Karnataka y consiste en una completa muestra de monumentos de arte ecléptico de los siglos VII y VII.

Destaca, por encima del resto, el templo de Virupaksha, comemorativa de la victoria del rey en su lucha contra los reinos meridionales; si bien, son un total de nueve construcciones las que puedes disfrutar en el lugar.

Patrimonio de la Humanidad en India

Iglesias y conventos de Goa

Este conjunto de construcciones sirve para mostrar, de una manera clara y muy visual, cómo fue la acción de evangelización de los misioneros católicos que llegaron a la zona cuando se dio el colonialismo portugués.

Fue el siglo XVI el que vio cómo se edificaban iglesias y conventos nunca vistos en la India. Estas construcciones se erigieron con la intención clara de difundir el manierismo así como los estilos manuelino y barroco.

La que más se suele recomendar es la iglesia del Buen Jesús, pero está claro que si te acercas al lugar querrás conocerlo por completo.

Monumentos budistas de Sanchi

Estas construcciones, situadas en el solitario y alejado Sanchi (Madhya Pradesh), son un claro ejemplo de buena conservación de bienes budistas, datando, en este caso, de los siglos I y II a.C.

Esta condición hace que sean, hasta el momento, el santuario budista de mayor antigüedad de todo el planeta. Como curiosidad, indicar que dicho movimiento religioso se practicó en el lugar hasta buena parte del siglo XII.

Nuestra entrada sobre el Patrimonio de la Humanidad en India termina aquí, pero pronto volveremos con más. Te animamos a que, sino lo has hecho, visites el post anterior sobre este mismo tema.